Mi foto

Democracia Deliberada


Your email address:


Powered by FeedBlitz

Documentos y Artículos

« Rousseau en Oaxaca | Inicio | Las tabacaleras mandan en el congreso, ahora veremos quien manda en la asamblea »

Comentarios

Alberto

Es cierto, eso podere fácticos ejercen una clara influencia en la política y en la economía del país. Sin embargo, ¿cómo podemos limitar un poder fáctico? Una forma de limitarlos sería legislar claramente sobre el cabildeo que pueden hacer esos grupos de poder dentro del poder ejecutivo y legislativo. No sé, creo que es un problema complicado en solucionar debido al alcance que tienen esos poderes fácticos.

José Luis

Yo creo que los tres casos que mencionas son bien distintos, no se puede generalizar.

Lo del yerno de Elba Esther es un reflejo de las peores tradiciones políticas mexicanas: clientelismo puro y duro. O si prefieres llamarlo con más propiedad, chantaje ("los maestros están conmigo -son mi "clientela"-, así que o colocas a estas personas donde yo te diga o te monto una que lo de Oaxaca va a parecer un juego de niños"....) En mi opinión, solucionar esto tiene que ver con la reforma de las instituciones (el papel de los sindicatos, por ejemplo) y el avance de la cultura política (de modo que esto no se considere "normal")

Lo del cabildeo de las tabaqueras ocurre en todas partes, y en el fondo es perfectamente legítimo que defiendan sus intereses ("ningún interés es más legítimo que otro", debería ser un axioma político, pero lamentablemente está muy lejos de serlo, especialmente para las izquierdas más prejuiciosas). Otra cosa es que los gobernantes "compren" sus argumentos, que son muy muy débiles. Pero claro, aquí aparece claramente el problema del grado de organización que hay detrás (o delante) de la defensa de ciertos intereses: mientras los intereses de las tabaqueras están muy bien defendidos, los intereses "generales" de la salud pública carecen de organización y defensa formal. Pero no creo que necesariamente esa defensa de la salud pública tenga que venir de los políticos, sino de la sociedad civil, y el problema para mí, aquí, es la carencia de una sociedad civil fuerte en México. Falta de cultura cívica, que es otra cosa distinta a la falta de cultura política que mencionaba antes. Ahora bien, entiendo que el asignar al gobierno el papel de "intermedirio entre grupos de interés enfrentandos" y no el de "defensor de los intereses colectivos" es una postura un poco radical, pero de eso habría mucho que hablar.

Finalmente, el tercer caso que mencionas, el de las televisoras, tiene mucho que ver con la cultura empresarial mexicana, que se resume en: "aquí uno se hace rico a base de privilegios, no a base de competir y ganar". El peso del sector público, la confusión público-privado, los monopolios y oligopolios, etc., que tu comentabas hace cosa como de un mes al hablar sobre el foro del Banco Mundial.

En resumen: el triste panorama mexicano resumido en tres noticias. O, si preferimos verlo en positivo: todo el trabajo que tenemos por delante, resumido en tres noticias.

Paul Alcàntar

No, no me imagino mejorar la educación con el yerno de Elba Esther. Es el pago político que Calderón le hace al SNTE y era de esperarse, pero la neta este nombramiento fue demasiado cínico. Lo de las refresqueras y tabacaleras es realmente indignante cómo argumentan su desacuerdo por esta miscelánea fiscal y colocan a sus trabajadores de por medio. Temas a discutir mi querido Andrés en foros que realmente repercutan y seguir denunciando estas prácticas que no hacen otra cosa que dañar al país. saludos

Laura Tena

Andrés buenos días:

Y, te faltó otro elemento para dejar la foto de cómo los poderes fácticos jalan los hilos a su conveniencia.

Ayer me comentó un empleado del poder perjudicial, que la designación del nuevo Ministro de la Suprema Corte, obedeció a las presiones que desde la banca se dieron.

Muy decepcionado el trabajador me decía ¿cómo entender el voto de toda la izquierda para respaldar a quién se ocupará de velar por el interés de banqueros y no del pueblo tan olvidado?

Así pues, la lucha para poder anular tanto poder sin duda más que titánica, se muestra como casi imposible y cito como casi, porque con ese casi y la suma de voluntades de varios, se podría dar el milagro de derrivar ese "Roble" que puede caer, no de un solo golpe, sino a través de la suma de varios golpecitos que deben ser continuos.

Saludos Andrés ten buena semana y GRACIAS por compartirnos temas que en verdad son interesantes.
Laura

 Jacqueline

"Las alternativas de las izquierdas en México"


Un saludo señor Andrés Lajous, su ponencia en el seminario, me pareció convincente, tanto que hasta pondré en duda mi pertencia a un partido de derecha, ja ja ja ja. (Ya en serio, déjeme decirle que Usted tiene una gran capacidad, realmente me gustó mucho su ponencia.
Sólo una pequeña observación,comento que cuando usted dice: "...y en muchos casos encontrar desprecio, por la mayoría de las y los actores políticos de izquierdas..." contribuye con un error arraigado en nuestro idioma de forma reciente, ¿Cúal es la necesidad de hacer énfasis en "los y las" cuando al decir simplemente "los" se abarcan ambos géneros? No siga la mala costumbre que nos dejó cierto expresidente.
No tome a mal mi comentario, sólo quisiera poder contribuir un poquito con una persona de la que puedo decir que veo un gran futuro (políticamente, ja ja ja ja de lo demás yo no puedo saber, ni que fuera adivina, ja ja ja). Saludos desde Morelia, donde nos encontramos de luto.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Izquierda

  • Mi Izquierda
    Veo la izquierda como una comunidad en donde hay un llamado honorable para construir un mundo diferente. Un lugar donde queremos establecer el juego que nos permite alterar el contexto. Una comunidad integrada por personas autonomas. Una comunidad donde la experimentación democrática es el método más frecuente. Una comunidad en donde se reimaginan los problemas, se reinventan las soluciones y se reconstruye el mundo.